Hora
Argentina

# 65 - Bloqueo AV congénito

Fecha:
Diciembre 2017
Autores:
Mariana Fernández

Se presenta a la consulta paciente cursando embarazo de 31.2 semanas de gestación. Como antecedente de relevancia presenta lupus eritematosos sistémico con anticuerpos anti-Ro y anti-La positivos. Como dato positivo en la ecografía se constata un bloqueo aurículo-ventricular fetal completo 2/1 (figura 1). Ante este hallazgo, la conducta más apropiada sería: A) No requiere control posterior pues suele ser de carácter transitorio. B) Control con ecografía mensual C) Derivo a centro terciario con ecocardiograma fetal. - Epigrafe de foto: Corte transversal del tórax detal en donde se observa, en modo M el bloqueo aurículo-ventricular completo 2/1


Respuesta correcta C: derivar a centro terciario con ecocardiograma

fetal

 

Bloqueo AV congénito

El bloqueo auriculoventricular congénito (BAVC) es una complicación poco frecuente que presenta una incidencia de 1 en 14000-20000 recién nacidos vivos.

La presencia de anticuerpos anti-Ro y/o anti-La en pacientes con lupus eritematoso sistémico otorga  un riesgo aumentado de BAVC, cuya expresión más grave es el bloqueo aurículoventricular completo o de tercer grado. Dichos anticuerpos al atravesar la placenta, actúan sobre el miocardio fetal generando inflamación y fibrosis lo cual condiciona un daño irreversible en el sistema de conducción cardíaco.

 

Además, el BAVC completo puede condicionar la aparición de hidrops fetal en un 40-60 % de los casos con una elevada mortalidad perinatal y la necesidad de marcapasos  postnatal en más del 80% de los casos.

 

En pacientes con anticuerpos anti-Ro y/o anti-LA se recomienda una evaluación y seguimiento cada una o dos semanas desde la semana 16 mediante ecocardiograma fetal con Doppler y modo M con la finalidad de detectar una prolongación del intervalo PR a más de 150 milisegundos (BAV 1º) o una disociación entre la frecuencia auricular y la ventricular (BAV 2º o 3º).

 

En caso de detectar un BAVC, es importante registrar la frecuencia ventricular ya que si esta se encuentra por debajo de los 55 lpm el riesgo de hidrops, y por tanto de mortalidad perinatal, se incrementa considerablemente. Además el seguimiento con ecocardiograma  deberá ser semanal para el estudio de la función cardíaca y descartar la aparición de hidrops.

Además el seguimiento debe ser multidisciplinario incluyendo especialistas en obstetricia, neonatología, cardiología y reumatología.

El BAVC no condiciona la conducta obstétrica en el momento del parto, salvo en casos de sufrimiento fetal agudo o hidrops, en los que estaría indicada la finalización mediante cesárea.

Se recomienda que el nacimiento sea en un centro de nivel III.


Lecturas Recomendadas:

- Michaëlsson M, Engle MA. Congenital complete heart block: an international study of the natural history. Cardiovasc Clin. 1972;4(3):85-101.
- Friedman DM, Kim MY, Copel JA, et al. Utility of cardiac monitoring in fetuses at risk for congenital heart block: the PR Interval and Dexamethasone Evaluation (PRIDE) prospective study. Circulation. 2008;117(4):485-493.
- Servei de Medicina Maternofetal. Institut Clínic de Ginecologia, Obstetrícia i Neonatologia, Hospital Clínic de Barcelona. Lupus eritematoso sistémico y embarazo. Febrero 2013.
- DM Friedman, M.D., LJ Duncanson, J Glickstein,  JP Buyon. A review of congenital heart block. Images Paediatr Cardiol. 2003 Jul-Sep; 5(3): 36–48.
- Opinion. Complete atrioventricular block diagnosed prenatally: anything new on the block? Ultrasound Obstet Gynecol 2005; 26: 2–3